Oct 10, 2012

El Fin de un Tab

Ivg2_large

11 de octubre 2012

Fuente: El Quinto Poder 

Usted es padre o madre de familia, tiene uno o varios hijos(as) y sabe lo que le ha costado criarlos, darles todo lo que necesitan y sacarlos adelante.

Desde que su hijo(a) nació, usted solo ha tenido un proyecto en mente: enseñarle a vivir. Usted le ha transmitido su concepción de las cosas, sus valores, lo que considera correcto o incorrecto, todo ello con el fin de que su hijo(a) llegue a ser un adulto feliz, completo, realizado.

Al igual que usted, los padres de las y los adolescentes que viven su sexualidad sin protección y sin medir las consecuencias de este acto irresponsable, hicieron un trabajo de consejo y educación  para evitar que sus hijos se equivocaran. Sin embargo, nadie está exento de vivir en su propia casa un embarazo no deseado y cuando este llega, trae consigo angustia, miedo, congojas que llevan a los que las sufren a tomar decisiones cuyas consecuencias serán para toda la vida.

Nuestros hijos(as) son bombardeados por imágenes eróticas y sensuales desde muy pequeños. La televisión, el cine y la publicidad en general, son expertos en mostrarle a las y los niños imágenes directas y/o subliminales que quedan grabadas en su subconsciente y que saldrán a flote sin lugar a dudas, durante la pubertad y adolescencia.

No podemos seguir negando y cerrando los ojos a la realidad que viven las y los jóvenes y adolescentes, las presiones de que son objeto y la hipocresía de una sociedad de consumo que los incita constantemente a prácticas y comportamientos altamente riesgosos.

Si usted ya hizo su trabajo de padre y madre de familia, ya le explicó a su hijo e hija las consecuencias de vivir una sexualidad activa y pese a todos sus consejos y recomendaciones, recibe una llamada telefónica en la que le anuncian que su hija (o la novia de su hijo) acaba de abortar en el servicio sanitario del liceo y que se la acaban de llevar desangrándose de urgencia al hospital…  ¿De quién es la culpa?, ¿Cuál será su reacción? ¿Castigar a su hija(o) o ayudarla(o) a salir de ese mal paso?

Hay muchos países en el mundo, sobre todo los que cuentan con una sociedad civil ampliamente organizada, que dejaron de lado la hipocresía, las presiones ultraconservadoras y pusieron fin a un tabú: los embarazos no deseados existen y los abortos clandestinos matan y tienen graves consecuencias para toda la sociedad.

Así la Ley llamada Simone Veil que legalizó el aborto en Francia en 1974, enuncia como principio que: La mujer es la única que puede juzgar si desea un hijo y solo ella puede decidir tenerlo.

El eslogan que las mujeres francesas lanzaron como grito de defensa hace 36 años fue “Un hijo…si yo quiero…cuando yo quiero”

En España la ley que legalizó el aborto es del año 1985. Al igual que en Francia el debate en sus parlamentos fue excepcional y al derecho de la interrupción de embarazo se unió el de la contracepción libre y costeada por el Estado.

Si bien todos los actores argumentaron razones a favor y en contra, nadie pudo negar la realidad de las miles de mujeres que murieron víctimas de abortos clandestinos practicados en condiciones insalubres y precarias, el sufrimiento y la angustia de las familias que al lado de sus hijas vieron desaparecer esfuerzos y esperanzas.

Por eso, por evitar tanto sufrimiento físico y emocional, se aprobaron en ambos países hace ya varias décadas las leyes que garantizan como un derecho de la mujer la Interrupción Voluntaria de Embarazo (IVE).

Sabemos que aún quedan en el mundo muchos países en  los que abortar es un delito castigado con  cárcel, en dónde una mujer  embarazada producto de una violación no tiene elección, no tiene voz, no es sujeto de derecho, en donde miles de mujeres siguen muriendo por culpa de una sociedad hipócrita que las juzga, que no mira la realidad de frente, ni asume su propia responsabilidad.

Ya es tiempo que la sociedad en los países que aún penalizan el aborto evolucione y transforme lo que hasta ahora ha sido un tabú en objeto de debate público.

Fuentes: 

Estudiante da a luz en sanitario y huye; bebé muere en inodoro.www.nacion.com/2012-09-28/Sucesos/estudiante-da-a-luz-en-sanitario-y-huye-bebe-muere-en-inodoro.aspx

Ley Interrupción Voluntaria de embarazo Francia vosdroits.service-public.fr/F1551.xhtml

Ley Interrupción Voluntaria de embarazo Españawww.msc.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/embarazo/docs/LeyOrg_2_10.pdf

www.msc.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/embarazo/home.htm

Comentarios

    A usted sin nombre:

    "Ya es tiempo que la sociedad en los países que aún penalizan el aborto evolucione y transforme lo que hasta ahora ha sido un tabú en objeto de debate público.", dice usted,

    "El aborto no es  tabú sin razón. El aborto es tabú porque es un simple,llano y detestable asesinato", decimos quienes respetamos la vida desde su concepción.

    Jose Ureña

Añadir comentario