Feb 15, 2014

De hackers, crackers y colaboración masiva: cómo mapear un mundo mejor

Por Javier Carranza

El 2013 marcó un hito en cuanto a vigilancia digital por parte de agencias de inteligencia a gobiernos de todo el mundo, traspasando los límites de la privacidad y legalidad.  Agencias como la NSA y otras para gubernamentales han espiado en todo el orbe a propios y extraños sus privacidades a través de oscuras operaciones. Llamados telefónicos “chuzados” o “pinchados”, seguimientos de ubicación de personas, escudriñamiento de libretas de direcciones y accesos no autorizados a correos electrónicos privados son algunas de sus acciones. Una actividad secreta de este tipo, sin la adecuada supervisión pública y en violación a derechos esenciales de las personas nos perjudica a todos.

Normalmente se relaciona este tipo de hechos ilegales con la comunidad hacker. Frente a todas estas circunstancias el término “Hacker” ha sido injustamente abusado por muchos medios, por lo que consecuentemente la opinión pública suele interpretarlo como un apodo despectivo y relacionado a lo ilegal. A menudo, el término ha sido utilizado para describir a otro tipo de desarrollador, el que introduce códigos y trampas maliciosas en sistemas  de seguridad, violando la privacidad de redes informáticas seguras. Estos individuos se llaman más bien "crackers" (por analogía a "safecracker", que en castellano se traduce como "un ladrón de cajas fuertes").

Nada más equivocado. Muy por el contrario, la ética Hacker es un valor positivo para la sociedad, que busca el desarrollo responsable y libre de soluciones de información y comunicación con alto impacto social. La mentalidad de un verdadero Hacker ético se enfoca en el principio que la información debe fluir libremente y que la gente debe tener la libertad de reinventar sus dispositivos de uso diario de nuevas e inesperadas maneras.

Los hackers son parte fundamental de  nuestra comunidad Geocensos, y por eso queremos hablar por ellos. Somos una fundación conformada por expertos en geoinformación, tecnología e innovación que junto a muchos y variados colectivos hackers hemos venido promoviendo proyectos transformadores, buscando generar impacto en la sociedad y nuestros países. Hemos participado en eventos de colaboración masiva y proyectos de gestión de tecnología en la región de América Latina y el Caribe con una gran convocatoria.

Buscando generar colaboración masiva a nivel global también hemos organizado junto a la NASA y otras organizaciones internacionales las locaciones de Bogotá y Santa Marta en Colombia, de Panamá y de Valencia en Venezuela para la hackathon Space Apps Challenge el año pasado. Tuvimos la colaboración de MINTIC (Ministerio de TICs) de Colombia, AIG (Agencia de Innovación Gubernamental) de Panamá, Universidad de Magdalena de Colombia y Universidad de Carabobo de Venezuela. En ese evento se programaron 18 aplicaciones en el contexto del espacio y el territorio. También desarrollamos el Hackathon “Mesoamérica Apps”, o Mapps, supervisando 15 geo apps en 12 localidades de América Central y Sudamérica al mismo tiempo. Tenemos una comunidad nuclear de 56 miembros en 6 países amigos y una comunidad ampliada de + 700 desarrolladores, entre activistas, voluntarios y seguidores. Además hemos dado asistencia en tecnología para desastres naturales en Guatemala y hemos fomentado en Honduras y Republica Dominicana las Infraestructuras de Datos Espaciales, para mejorar la disponibilidad de datos geográficos.

Creemos que todos estos son valores positivos para la sociedad y que por ende nuestros hackers están tratando de mejorar el mundo y no de intervenirlo.

Y vendrán con ellos todavía más cambios; porque las plataformas de redes sociales como Facebook y Twitter son sólo una tímida señal de una nueva era de colaboración masiva como la que se viene. Creemos que cientos, miles, incluso millones de personas podrán ahora colaborar de manera efectiva utilizando las tecnologías para alcanzar resultados nunca antes vistos. Invitamos a las comunidades de hackers -no de crackers- a sumarse a este proyecto, convocando también al sector gobierno, las empresas de tecnologías y universidades a mapear juntos un futuro mejor.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario