May 1, 2019

GRUPO ESTUDIO ASUNTOS PÚBLICOS (GEAP) . Carta pública urgente

GRUPO ESTUDIO ASUNTOS PÚBLICOS (GEAP)



.



Carta pública urgente



.



CENSURAMOS LA INEFICIENCIA ADMINISTRATIVA DEL AyA, causa del desabastecimiento de agua potable



.



Cuenta Costa Rica con suficiente disponibilidad de agua potable, que permitiría a los habitantes gozar del derecho humano a su acceso en cantidad y calidad adecuadas. Desde proyectos hidroeléctricos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), hasta fuentes provenientes de acuíferos subterráneos, disponibles por medio de pozos como los localizados en La Valencia en Heredia, o en el sistema de Puente de Mulas, el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) podría satisfacer de sobra las necesidades de los habitantes que esperan del ente público un servicio ágil y eficiente.



.



Sin embargo no es así. Llama la atención el desdén con que la jerarquía de la institución vuelve la mirada hacia otro lado, para no enfrentar el gravísimo problema que trae consigo el deterioro de más de 800 km de añejas cañerías, desde las cuales, solo por fugas, se pierde agua en cantidades tales que podrían abastecer a más de dos millones de personas. O sea, con solo ejecutar el que debería reconocerse como el principal problema de infraestructura de Costa Rica, el AyA no dejaría de recaudar alrededor de C.100.000 millones de colones, y los abonados tendrían a disposición el doble del agua que hoy es escasa.



.



De no resolverse ese imperdonable desperdicio, la ejecución de proyectos urgentes como el proyecto Orosi II, que transportaría unos 4.000 litros de agua por segundo, desde el proyecto del ICE en Río Macho-Cachí, hacia las comunidades de San José, Desamparados, Alajuelita, Escazú, Santa Ana, Tibás, Montes de Oca, Curridabat, Tres Ríos, El Guarco, entre otros, sería un sinsentido. Y lo sería también si se decidiera aprovechar el agua para más de 140.000 personas que se desperdicia en el balneario de Ojo de Agua, o se perforaran más pozos, pues cerca de la mitad de esa valiosa agua se perdería también por fugas.



.



Se trata, en resumen, de un problema de sentido común, de reconocer las graves consecuencias que tiene para la población el estar casi constantemente sufriendo las consecuencias de un desabastecimiento casi cotidiano, justificado en acontecimientos climáticos ordinarios, como lo son las pocas lluvias en la época seca y el fenómeno de El Niño, que cual pretextos recurrentes se usan para esconder la incompetencia institucional. Como también ha sido recurrente el pretexto de que no se actúa en vista de que la magnífica Ley de Aguas vigente se los obstaculiza.



.



No sobra aclarar que denunciaremos cualquier intento de trasladar a manos de empresas privadas cualquiera de las funciones que el AyA tiene el deber de atender eficientemente, tanto sobre el abastecimiento de agua potable como sobre el tratamiento eficaz de las aguas negras. Bajo el eufemismo de “iniciativas público-privadas” promovidas por el Banco Mundial y otros entes internacionales, ya hemos escuchado a su jerarca adelantar algo de esas “ideas”.



.



EN CONSECUENCIA con lo resumido, URGIMOS al Poder Ejecutivo y a la Asamblea Legislativa, prestarle la merecida atención a los evidentes deberes incumplidos que exhibe la jerarquía de una institución tan trascendental como el AyA, para en conjunto propiciar las urgentes medidas que espera la comunidad nacional. Los costarricenses del siglo XXI, los del bicentenario de la declaratoria de la Independencia Patria, NO MERECEMOS padecer de males característicos de un Estado sumido en el subdesarrollo.



.



San José, 25 de abril del 2019



.



Lic. Juan Rafael Rodríguez Calvo



Presidente



GEAP



.



(Original firmado)



Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario